Marketing SEO

¿Por qué invertir en SEO y no solamente en Google AdWords?

Es una de las preguntas más comunes que reciben los consultores SEO por parte de sus clientes, y la respuesta no podría ser más simple: Aunque posicionando nuestra página no obtenemos beneficios inmediatos, nuestra web ganará relevancia a medio y largo plazo, siendo esta relevancia de carácter permanente. Por el contrario, si solamente utilizamos anuncios de pago, las ventajas cesarán una vez dejemos de pagar por ellos.

Invertir en un especialista en SEO es una decisión que puede mejorar tu posicionamiento y ahorrarte mucho tiempo; sin embargo, las tácticas rápidas e irresponsables puedes perjudicar la reputación de tu sitio, aunque por lo general, la mayoría de las agencias son de fiar y ofrecen servicios bastante útiles, como la revisión y actualización del contenido y de la estructura de tu web. También te ofrecerán asistencia técnica y te podrán transmitir su experiencia. Sin embargo, muchas personas prefieren realizar el trabajo por sí mismo, documentándose y comenzando poco a poco, fracasando y levantándose. Cuando este es el caso, los beneficios no serán a medio plazo, ya que como decimos, requiere un largo proceso de aprendizaje y de tácticas de ensayo y error. Nos ha pasado a todos.

La Optimización para Buscadores aumenta en gran medida el número clientes potenciales

Google AdWords no va a ayudarte a que tu presencia en Internet sea más sólida, pues se trata de una solución temporal. La optimización para Buscadores (SEO) es lenta y es por ésto que da muchísimo más valor a tu web que cualquier tipo de anuncio. Pero lo más importante, es la abismal diferencia que existe entre el número de clientes potenciales que puedes recibir optimizando tu web y tus contenidos respecto al alcance que tendrías utilizando exclusivamente AdWords.

Poniendo un ejemplo muy simple, si suponemos que son mil personas las que escriben en Google la palabra clave “Electricista en Madrid”, verás que aparecen un montón de anunciantes de AdWords en los primeros resultados, los cuales compiten por recibir un 10% o un 15% de alcance. Es decir, que según las estadísticas, todos esos anunciantes en conjunto se repartirán a unas 100 o 150 de esas 1000 personas que han buscado “Electricista en Madrid”. Dentro de ese porcentaje, dando por hecho que aparecen 7 anuncios, resulta que a cada uno le tocará aproximadamente un 1/7 de esos 100 o 150 clientes potenciales.

Google Adwords está bien para garantizarse unos mínimos, pero de ningún modo podemos centrar nuestra estrategia en esos mínimos.

¿Qué ocurre con el 80% o 85% de los clientes potenciales? Pues que se reparten el resto. En concreto, son los primeros resultados orgánicos y no los resultados que se obtienen mediante Google AdWords los que van a recibir sobre un 40% de esos clientes.

¿Cuántos clientes potenciales prefieres tener al mes? ¿10 o 400?

La respuesta a la pregunta anterior es obvia. Conseguir clientes es una de las cosas que más preocupa a  todo dueño de un negocio. Distribuir miles de productos, hacer miles de llamadas o petar en cientos de puertas son estrategias muy obsoletas que solamente son utilizadas por dinosaurios del Marketing de hoy en día, ya que su efectividad ha pasado a la historia, requiriendo la inversión de mucho esfuerzo, tiempo y dinero.

La estrategia básica del marketing en Internet es la optimización para buscadores (SEO) como herramienta principal  para aumentar el flujo de clientes. Sin embargo, la idea no es competir con otras webs sino identificar y conocer muy bien a tus clientes potenciales. El contenido de tus artículos así como el uso de las palabra claves adecuadas es uno de los factores más importantes.

Debes tener en cuenta que no todo usuario de Google es tu cliente potencial. Hay personas que navegan sin ningún tipo de interés o sin la necesidad de tus productos o servicios a pesar de haber introducido en el buscador alguna palabra clave por la que pueda encontrarte. Existe un grupo de usuarios específicos de Google que sí valorará lo que ofreces, viendo en tu web la página adecuada en la que encontrarán lo que buscan o la solución a algún problema que tengan. Pues bien, estos son tus futuros clientes.

Para aumentar la calidad y  la cantidad del tráfico de tu web, debes centrarte en los resultados orgánicos de los buscadores, que son aquellos en los que se obvian los anuncios. Para tener buena autoridad y así ir escalando posiciones en los listados de búsqueda de Google, lo primero que debes hacer es asegurarte de que tu web cumple con aquellas directrices que los buscadores requieren. No se trata de un trabajo de una vez, sino que la actualización ha de ser constante.

Realmente, tanto los resultados de pago como los orgánicos van a intentar proporcionar las fuentes de información que más ajusten a lo que los usuarios está buscando, con la diferencia de que los anuncios son de pago y los resultados orgánicos no se ven influidos por ningún tipo de interés económico. Los resultados orgánicos son las páginas que Google escanea e indexa, ajustándose a criterios o variables que sus algoritmos tienen en cuenta para posicionarlas en base a las palabras clave que los usuarios introducen.

Te recomendamos que comiences a utilizar Google Analytics como herramienta de análisis para llegar a tus clientes. Esta herramienta te ofrece información del tráfico de tu web según los visitantes, el comportamiento, la adquisición y las conversiones que se llevan a cabo. Podrás obtener informes de seguimiento o estadísticas sobre los contenidos más visitados, entre otras cosas. Analytics te será de gran ayuda para saber un poco más acerca de tus clientes y tus posibles clientes.

¿Qué importancia tienen los algoritmos de búsqueda en el posicionamiento web?

Los algoritmos de búsqueda son complejas funciones de carácter estadístico y matemático que otorgan una puntuación específica a cada página web. La inversión en SEO y no solamente en Google AdWords consistirá en garantizar una buena respuesta de estos algoritmos para así favorecer el posicionamiento de tu web sin ningún tipo de coste adicional, como los asociados a anuncios.

Estos funciones permiten predecir lo que el usuario está intentando conseguir a través de Google o de cualquier otro buscador. Google mostrará sinónimos de las palabras que el usuario introduce, considerando también el lugar desde el que se hace la búsqueda y el tipo de búsqueda, ya que se pueden estar buscando textos, imágenes o vídeos. ¿Cómo clasificará Google nuestra web y cómo sabrá el contenido de nuestra web? De esto es de lo que se encarga el bot o araña de Google.

El robot o el bot Google es otro algoritmo que se encarga de rastrear todas las páginas de Internet para indexarlas y clasificarlas en base a sus contenidos. El bot funciona como una araña que va tejiendo hilos y saltando entre ellos hasta obtener algo parecido a una red. Es decir, un bot que rastrea una web va buscando enlaces y saltando de página en página hasta ir rastreando progresivamente todas las páginas existentes en Internet.

El bot de Google accederá a tu página en base a la frecuencia con la que la actualices. Seguidamente indexará las nuevas páginas y buscará cambios en las ya indexadas para, finalmente, clasificar las páginas en base las palabras clave más relevantes. La idea es aparecer entre los diez primeros resultados de búsqueda para las palabras clave más interesantes. Por tanto, tu o la persona experta en SEO a la que contrates intentará mejorar cada uno de los factores por los que Google clasifica cada página de tu web. Por ello, es muy importante conocer las técnicas y los los algoritmos que determinan tu clasificación en base al tipo de búsqueda de los usuarios.

Las herramientas para Webmasters de Google

Google te ofrece gratuitamente el servicio Google Search Console, antes denominado “Herramientas para Webmasters de Google”. Google Search Console no te ayudará a posicionar tu página directamente, sino que sencillamente te ofrece información acerca de la situación actual de tu web, como por ejemplo, si está infectada por algún malware, si está haciendo cloacking, si tienes algún enlace roto, si tiene problemas de indexación o páginas inaccesibles… etc.

Es muy habitual que las páginas hechas con WordPress que no se actualizan sea hackeadas, así que aquí tenéis una guía de pasos a seguir en caso de que vuestra vuestra web hecha con WordPress sea hackeada. Si os hackean vuestra web, es posible que el bot de Google se percate de ello, por lo que se os mostrará un aviso en Google Search Console. También podría darse el caso de que vuestra web comience a enviar Spam, algo que reducirá en gran medida vuestro posicionamiento.

Ya sabes por qué no no debes basar tu estrategia en AdWords y sí en SEO

Invertir en Optimización para Buscadores (SEO) y no solamente en Google Adwords es una decisión inteligente que te garantizará el ahorro de mucho esfuerzo, tiempo y dinero; pero lo más importante es que te ayudará a extender tu alcance real de clientes potenciales, mejorando de un modo natural el posicionamiento de tu web en Google.

No Comments

comment No comments yet

You can be first to leave a comment

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *