Aplicaciones Hardware Sistemas Windows

Cómo Hacer Overclocking a tu GPU con Afterburner para mejorar el rendimiento

Si eres un jugador de PC, sabrás que el componente más importante de tu ordenador es, sin lugar a dudas, la tarjeta gráfica, o al menos lo es a la hora de jugar. La GPU proporciona toda la potencia gráfica que necesitas para procesar los cálculos y para almacenar las texturas de esos juegos recientes en los que quieres alcanzar el máximo número de imágenes por segundo, aunque solamente sea por presumir. El rendimiento que obtienes en cada uno de estos juegos depende en gran medida de la frecuencia de reloj de la memoria y de las unidades de proceso de la tarjeta gráfica.

Dicho ésto, algunas personas no están contentas con el rendimiento base de su tarjeta gráfica y optan por exprimir al máximo las frecuencias que pueden alcanzar las gráficas de última generación. Si eres uno de ellos y quieres saber cómo hacerlo, entonces has venido al lugar correcto. Esta guía es muy sencilla, por lo que está indicada, más que nada, para novatos en el tema del overclock. Sin más preámbulos, vamos con la guía.

Descargar y instalar MSI Afterburner

Afterburner es un software de terceros desarrollado por MSI (Micro-Star International) que está dirigido principalmente al ajuste y a la modificación de las tarjetas gráficas para así obtener un mejor rendimiento. Puedes descargarte MSI Afterburner de forma gratuita desde la web oficial de MSI.

Una vez hayas descargado Afterburner, debes extraer el contenido del archivo RAR y ejecutar el archivo .exe para instalar la aplicación. De forma predeterminada, MSI Afterburner viene con RivaTuner Statistics Server, que te permite monitorizar y controlar las temperaturas y el estado de varios componentes en tu sistema. Si quieres instalar RivaTuner, sencillamente has de desactivar la casilla correspondiente durante la instalación.

Cómo overclockear  la GPU con MSI Afterburner

Overclockear tu GPU ya no es una tarea difícil como lo era antes, siendo además mucho más sencillo que hacer overclocking a la CPU o a la memoria RAM. El proceso no llevará más de unos minutos. Es importante que te segures de seguir todos los pasos para evitar cualquier contingencia innecesaria.

Es importante recalcar que hacer overclocking de tu GPU podría reducir su tiempo de vida debido a las altas temperaturas que se pueden alcanzar, por lo que no nos hacemos responsables de ningún tipo de daño que el overclocking pueda causar a tu sistema en este proceso. Sigue esta guía por tu propia cuenta y riesgo.

Decir también que en esta guía hemos probado la aplicación en un ordenador portátil Alienware y con un ordenador de sobremesa. Si tienes un equipo portátil, no te recomendamos demasiado hacer overclock a la GPU. Vamos ahora con los pasos:

1. Antes de dirigirnos directamente al proceso de overclock, necesitamos asegurarnos de un par de cosas que deberían ayudarte durante el proceso. Una vez que hayas abierto Afterburner, podrás ver unos deslizadores junto a las opciones Power Limit (Límite de energía) y Temperature Limit (Límite de temperatura) en la parte central del panel. Ten en cuenta que estas opciones están bloqueadas por defecto en algunos sistemas. Todo depende de la GPU que tengas. En la mayoría de los portátiles, por ejemplo, los controles suelen estar bloqueados.

Si están activos, puedes desplazar el control de límite de energía hacia la derecha y el control de límite de temperatura según lo prefieras. Todo depende del riesgo que estás dispuesto a asumir, ya que este valor determinará la temperatura máxima de tu GPU. ¿No querrás ponerte a freír unos huevos sobre el disipador de la gráfica, verdad?

2. Ahora es cuando pasamos a lo importante, puesto que vamos a intentar exprimir al máximo la GPU. Si te fijas en el centro, podrás ver los controles deslizantes para la Frecuencia de reloj del núcleo de la GPU (Core Clock) y para la Frecuencia de reloj la memoria (Memory Clock), justo debajo de la opción para el límite de la temperatura. Vamos a intentar aumentar las frecuencias poco a poco.

Si este es el primer overclocking que le haces a tu gráfica, asegúrate de aumentar el slider para la frecuencia del núcleo de la GPU en bloques de 50 MHz y la frecuencia de la memoria en bloques de 100 MHz.

3. Cada vez que vayas un paso más allá, es el momento de probar a jugar a algunos juegos que sean intensos gráficamente. Todo ello mientras monitorizas la temperatura de la GPU con Afterburner. Mientras la temperatura esté por debajo de los 85 grados, todo debería estar bien.

También es importante, obviamente, que los juegos no se bloqueen y que no veas artefactos en la pantalla para así asegurarse de que el overclock es estable. En algunos casos, cuando te pasas, verás píxeles de diversos colores de un lado a otro de la pantalla. Esto es una mala señal, así que en caso de que te ocurra, deberás cerrar el juego inmediatamente, porque así fue como quemé mi primera gráfica en mis inicios, confundiendo los artefactos con luciérnagas dentro de juego (que no salga de aquí). Incluso puede que te sorprendas de lo fluidos que van algunos juegos, pero como te decía, no es oro todo lo que reluce; cierra el juego.

4. Si crees que la temperatura es demasiado alta, siempre puedes probar a aumentar la velocidad del ventilador en Afterburner. Al igual que los controles deslizantes de límite de potencia y de temperatura, este control podría estar bloqueado, dependiendo de tu hardware. Si utilizas un portátil, lo más probable es que esté bloqueado. Una vez que hayas completado la configuración, guarda tu perfil de configuración haciendo clic en el recuadro en el que se indica con un tick. También puedes habilitar esta configuración cada vez que se arranque Windows. Para ello, haz clic en el icono de Windows que está justo debajo del botón de Inicio, en la parte inferior izquierda de Afterburner.

Y esto ha sido más o menos el método por el cual puedes exprimir un poco más tu GPU de tu ordenador y así hacer que los juegos te vayan algo más suaves. Si tu gráfica es ya bastante antigua, es inútil que hagas ésto para el beneficio que obtendrás, así que no pierdas el tiempo y cómprate una nueva cuando puedas. Mientras tanto, seguro que tienes un montón de juegos clásicos acumulados.

Cómo Habilitar el plan de energía de alto rendimiento en Windows

Incluso cuando  el overclocking mejora el rendimiento de tu GPU, hay dos pasos adicionales que debes comprobar para asegurarte de que la GPU despliega todo su potencial y de que no se ve afectada por el plan de energía del sistema operativo. De forma predeterminada, todos los equipos que ejecutan Windows utilizan el plan de energía balanceada. Por lo tanto, tendrás que cambiar el plan de energía a “Alto rendimiento”.

Para hacerlo en Windows 10, debes ir a Panel de Control => Hardware y Sonido => Opciones de Energía y luego hacer clic en Alto rendimiento.

Configura el máximo rendimiento en el panel de control de NVIDIA

Los usuarios que tengan una tarjeta gráfica NVIDIA en su sistema tendrán que hacer un ajuste adicional para asegurarse de que sus tarjetas no tienen ningún cuello de botella debido a las opciones de administración de energía de del Panel de Control de NVIDIA. De forma predeterminada, está establecido en Optimal Power (Potencia óptima). Para cambiarlo, abre el Panel de Control de NVIDIA y vete a “Valores de Configuración 3D” y luego a la opción “Modo de control de energía”.

En esta opción debes seleccionar el valor “Máximo rendimiento preferido”. Al cambiar esto, el uso de su GPU estará por encima del 90% cuando ejecutas los juegos que más demandan.

También te puede interesarCómo controlar el rendimiento de la CPU con ThrottleStop

Overclockea la GPU para para aumentar el rendimiento a la hora de jugar

Como habrás podido notar, el proceso está lejos de ser complicado. Incluso una persona sin apenas conocimientos técnicos puede hacer overclocking a la GPU siguiendo los pasos correctamente. La mejora del rendimiento puede llegar a ser notable.

EduZRO

Ingeniero técnico en informática, actualmente trabajo como desarrollador web y programador de videojuegos.

No Comments

comment No comments yet

You can be first to leave a comment

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *