MacOS Sistemas

Solución de problemas WiFi y de Internet en Mac (Guía definitiva)

Si no te puedes conectar a Internet o si tu Mac ha perdido su conexión WiFi, o la señal WiFi se ha caído, este artículo es para ti. A continuación te indicamos cómo solucionar los problemas de las redes WiFi con tu Mac. Veremos algunas soluciones para que intentes arreglar cualquier problema, incluyendo algunos métodos para mejorar la señal WiFi.

La mayoría estamos acostumbrados a tener una conexión a Internet siempre que la necesitamos. A menos que tengas ciertas limitaciones geográficas que te impidan tener una conexión de banda ancha, esto es la norma, al menos en nuestro país. Como algo falle, en caso de no disponer tampoco de un dispositivo con conexión 3G o 4 4G, te habrás quedado sin email e incluso sin entretenimiento en caso de que tengas televisión de pago por internet.

Por lo general, hay tres motivos por los que tu conexión WiFi puede fallar; Puede haber un problema con el router, puede que haya el problema con tu propia red o también puede que el problema venda directamente de tu proveedor de internet (ISP). También hay otra posibilidad, y es que puede haber un problema con tu sistema operativo, que en este caso damos por hecho que será MacOS.

Vamos a ver paso a paso todos los pasos que debes seguir hasta arreglar el problema. En general, se trata de ensayo y error, pero comenzaremos por las cosas más comunes.

1. Soluciones a problemas generales

Este apartado se corresponde a la resolución de los problemas generales, partiendo de que la intensidad de la señal que recibes es la correcta. Si tus problemas son de señal, ve al apartado para la resolución de problemas generales de señal. Vamos allá.

1.1. Reinicia tu router

Para descartar que el problema no sea de tu router, lo primero que debes hacer es apagarlo y encenderlo de nuevo. Para encender tu router necesitarás desconectarlo de la alimentación durante unos 30 segundos, luego debes enchufarlo y volver a encenderlo. Cuando esté encendido, deberás esperar a que la red esté lista para comprobar si todo va bien.

1.2. Reinicia tu Mac

Al igual que con el router, también es una buena idea volver a encender tu Mac.

Una vez que lo hayas reiniciado, si todavía persiste el problema, prueba a desactivar la conexión WiFi y luego espera unos segundos antes de volver a activarla para forzar al dispositivo a buscar las redes disponibles de nuevo.

Para activar y desactivar el WiFi, haz clic en el icono con el logo típico de la señal WiFi, con forma de ondas o de arcoiris. En el menú situado en la parte superior derecha de tu Mac y selecciona la opción para desactivar la conexión WiFi.

1.3. Comprueba las recomendaciones Wi-Fi de Apple

Cuando su Mac se intente conectar a una red WiFi en MacOS Sierra o versiones superiores, siempre comprueba si hay problemas. Si tu Mac detecta un problema, podrás ver las Recomendaciones WiFi en el menú de estado WiFi. Desde Apple siempre recomiendan leerlas.

1.4. Comprueba el software de Apple

En el pasado, cuando los usuarios de Mac actualizaban sus equipos a una nueva versión de Mac OS X, era habitual que se encontrasen con problemas de red WiFi. Este fue un gran problema de la versión original de Mac OS X El Capitán, ya que después de la actualización, muchos usuarios se dieron cuenta de que sus Macs ya no podían conectarse a su red WiFi.

Apple lanzó una actualización al software, pero no era una solución fácil para los propietarios de MacBook Air, que sólo podían conectarse a Internet mediante WiFi. Si este es tu caso, tendrás que actualizar tu Mac a una nueva versión de OS X mientras compartes la conexión desde tu teléfono móvil. Es posible que tengas que hacer lo mismo si se trata de una actualización de software que necesitas. En este caso, ten cuidado de no sobrepasar el límite de datos de tu operador.

1.5. Consulta el problema con tu ISP

Si el problema está en el lado del proveedor de banda ancha, no hay mucho que puedas hacer más allá de quejarte, algo que puedes hacer aunque no te hagan ni caso.

Incluso aunque la red de tu proveedor no se haya caído, podría ser su problema, así como de algún proveedor de nivel superior o de la red a nivel físico, de nodo o cableado. En ocasiones también se puede dar el caso de que la culpa sea del propio cableado de tu casa. Por ejemplo, si tu conexión se corta con frecuencia cuando hace mal tiempo, podría darse el caso de que algo de agua esté penetrando en los cables, provocando un cortocircuito.

1.6. Desconecta la conexión Bluetooth

Intenta desconectar la conexión Bluetooth, puesto que esta es una solución que ha funcionado para algunas personas. Sí, aparentemente no guarda ninguna relación con tu problema, pero, cuando son muchos los usuarios a los que les funciona, quizás pueda existir algún proceso o recurso compartido que esté provocando algún error en el sistema. Por probar, no pasa nada.

1.7. Fuerza a tu dispositivo a que elimine u olvide la red

Podría darse el caso de que al forzar tu dispositivo para que olvide la red se arregle el problema. Apaga el puerto o la conexión WiFi. Vete a Preferencias del sistema (System Preferences) -> Red (Network) -> Avanzado (Advanced) y selecciona la red que quieres olvidar. Pulsa la tecla (-) y acepta la eliminación de la red.

Una vez que hayas hecho esto, su Mac y los demás dispositivos que utilizan tu llavero iCloud no se conectarán a esa red.

Ahora intenta conectarte de nuevo a la red, introduciendo la contraseña cuando se te solicite.

2. Soluciones a problemas de señal

Puedes saltarte este apartado si la señal de tu router es buena. En caso de que sea mala, prueba a seguir estos consejos.

2.1. Comprueba la ubicación de tu router

Otra cosa importante que debes comprobar es la ubicación de tu router. Tendrás una señal mejor si el router no está sobre una gran superficie de metal, como una mesa metálica. No lo coloques encima de un archivador metálico y aún menos cerca de algún radiador.

En caso de que la señal no sea buena y si tienes un portátil, acércate al router y comprueba si recibes alguna señal desde allí. Si resulta que la señal está bien cuando estás justo al lado del router es probable que haya algo en tu casa o en tu oficina que esté causando interferencias.

2.2. Comprueba la temperatura de tu router

Si las cosas aún no funcionan, comprueba que tu router no se esté sobrecalentando. No lo cubras ni lo ocultes en donde no haya una ventilación adecuada, porque si se calienta demasiado, no podrá funcionará bien, pudiendo haber algunos problemas, o no, dependiendo del modelo. Si recibes la señal, es complicado que sea de ésto, pero por probar, no pasa nada.

2.3. Averigua si hay algo que está bloqueando la señal

Hay muchas razones por las que la intensidad de la señal puede ser más débil en ciertos lugares. Por ejemplo, las paredes gruesas de las casas antiguas pueden hacer que sea imposible conseguir una señal WiFi en condiciones en algunos rincones de la casa.

Si el edificio en el que estás está hecho de metal, esto también puede derivar en problemas. Si ves que todas las señales Wifi son malas estés donde estés, echa un ojo a los materiales con los que se ha construido la vivienda.

Hay aplicaciones que te permiten crear un mapa de la señal WiFi de tu edificio. Si tu ordenador es un portátil, mueve tu Mac por la casa para comprobar la fuerza de la señal en varios lugares de la vivienda para así conseguir tener una idea del lugar en el que existe el problema.

Si has identificado el problema como un problema de la intensidad de la señal en ciertas partes de tu vivienda, te recomendamos obtener un extensor WiFi o repetidor de la señal. Al configurar el repetidor WiFi, asegúrate de cambiar el SSID (nombre de la conexión WiFi) y la contraseña del nuevo dispositivo para que tenga el mismo que el de tu actual router inalámbrico para así permitir a tu Mac elegir el dispositivo que ofrece la mejor conexión sin tener que introducir una nueva contraseña.

Alternativamente, el problema puede ser fruto de otros dispositivos eléctricos, tales como ventiladores eléctricos, motores, microondas y teléfonos inalámbricos. Estos dispositivos también pueden causar problemas de señal WiFi. Por ejemplo, si tu señal WiFi se cae al mismo tiempo que usas el microondas, ya sabes cual es el problema. Debido a que tu red WiFi y el microondas están usando ondas de radio, podría haber interferencias cuando lo enciendes.

Es importante que coloques tu router lejos de todos estos dispositivos.

2.4. Utiliza la herramienta de diagnóstico Wireless de Apple

También puedes hacerte una idea de si otros dispositivos están causando problemas a la señal mediante el uso de la herramienta de diagnóstico Wireless que viene con OS X.

Para generar un gráfico como el que se muestra en la imagen superior utilizando la utilidad de diagnóstico Wireless, sigue estos pasos:

  • Abre la herramienta de diagnóstico inalámbrico (Wireless Diagnostics,). Puedes utilizar buscarla mediante Spotlight, pulsando las teclas cmd + la barra espaciadora, o mantén pulsada la tecla Opción/Alt y haz clic en el icono de AirPort, al lado derecho de la barra de menú superior
  • Antes de hacer clic en Continuar para ejecutar la utilidad y obtener un informe, vete al menú y haz clic en Ventana => Rendimiento (o haz pulsa Alt + Cmd + 5)

Esto generará tres gráficos que te informarán acerca de la velocidad de transmisión, la calidad de la señal y los niveles de señal y ruido. Si monitorizas esto durante unas horas, podrás ser capaz de identificar si hay algún problema.

El gráfico superior muestra la velocidad de transferencia de datos en Mbps de tu red WiFi. El comportamiento de la gráfica dependerá de tu router y de otros dispositivos que tengas conectados a él. Lo importante, en términos de resolución de problemas, es que la tasa de transferencia sea consistente. Si ves bajadas en la velocidad de transferencia datos, o una caída completa, esto indica que existe algún problema.

El gráfico del medio, denominado como gráfico de Calidad, muestra la relación señal ruido a lo largo del tiempo. Lo ideal sería obtener una línea que fuese lo más recta posible, aunque tenga picos pequeños. Si ves bajadas frecuentes en la línea, es probable que algo interfiera con tu señal WiFi.

El gráfico inferior, denominado Señal, muestra tanto la intensidad de la señal como el ruido. Ambos parámetros se muestran como dBM, o Decibelios – Milivátios, una unidad de uso común para la potencia absoluta de las señales de radio. Una señal fiable debería tener una intensidad de señal entre -60 y -10dBm y un nivel de ruido por debajo de -75dBm. Cuanto más estrecha sea la brecha entre las dos líneas del gráfico, más probable será que la señal sea poco fiable.

Si nota aumentos repentinos de ruido, lo primero que deberías hacer es intentar identificar cuándo y por qué ocurren. Podría suceder, por ejemplo, cuando se utilizas un teléfono inalámbrico o cuando enciendes algún aparato electrónico. Si identifica que un dispositivo en particular está interfiriendo con las señales en tu red WiFi, coloca el router lejos del dispositivo que está causando el problema.

También podrías probar a cambiar la altura del router, así como su posición horizontal, para ver si tiene algún efecto en la recepción cuando el aparato que causa las interferencias está siendo utilizado.

2.5. Comprueba otras redes cercanas

Tu conexión WiFi también puede estar sufriendo problemas debido a otras redes WiFi cercanas. Si te encuentras en un área con muchas viviendas o edificaciones, es probable que haya muchas otras redes WiFi que compartan las ondas de radio contigo.

Para averiguar cosas acerca del otro tráfico que hay en tu área, puedes probar la aplicación WiFi Explorer.

WiFi Explorer te ayudará a ver qué otras redes WiFi están en tu área y te dará mucha más información de  la que normalmente ves en la lista de redes disponibles de tu Mac. En caso de que no te interesa la aplicación, podrás ver algunas cosas si haces clic en el icono con forma de ondas de la barra de menús, aunque no verás demasiada información.

3. Soluciones a problemas  de conflicto con otras redes

Aquí veremos la solución a algunos problemas derivados de incompatibilidades o interferencias con otras redes.

3.1. Elije un nombre de red único

Ahora que ya has visto las diferentes redes WiFi en el apartado anterior, asegúrate de configurar tu red WiFi con un nombre único para que no entre en conflicto con los nombres de otras redes cercanas.

3.2. Cambia tu canal WiFi

También podrías diferenciarte de otras redes WiFi cercanas cambiando el canal WiFi que utilizas. Hay 13 canales en total y, de ellos, todos menos el 1, el 6 y el 11 se solapan. Es recomendable que selecciones un canal distinto al de las demás redes cercanas.

Los routers suelen hacer un buen trabajo a la hora de seleccionar los canales automáticamente basándose en otros dispositivos que operan cerca. Sin embargo, si abres la herramienta de Escanear (Scan) en el menú de la Utilidad de Diagnóstico Wireless (Wireless Diagnostics) y observas que tu router está funcionando en el mismo canal que otros routers cercanos, quizás puedas considerar cambiar el canal manualmente.

Los pasos que debes seguir para cambiar el canal de tu router dependerán del software del mismo. Para acceder a la configuración de tu router necesitas conocer la dirección IP del router. En la mayoría de los routers es posible acceder escribiendo esta URL en tu navegador: http://192.168.0.1. Muchas otras veces, la configuración se encuentra en la URL http://192.168.1.1. Por último, los routers BT suelen tener esta configuración en esta URL: http://192.168.1.254.

Abre su navegador web y escribe la dirección IP en la barra de direcciones; seguidamente, pulsa Enter. Esto mostrará la aplicación de configuración de tu router. Busca la información acerca del canal e inicia sesión en tu router para cambiarla.

Sin embargo, no debes cambiar el canal al inmediatamente posterior que esté disponible. Las frecuencias de los canales se solapan, lo que significa que los routers que no son de banda ancha utilizan cinco canales simultáneamente, mientras que los routers de banda ancha utilizan siete. Si cambias manualmente los canales, asegúrate de moverte al menos cinco o siete canales desde el canal en el que está funcionando tu router.

A medida que realices cambios, sigue monitorizando los gráficos en la herramienta de diagnóstico para que puedas ver cuáles son los canales que marcan una diferencia significativa en la calidad de la señal.

Alternativamente, también puedes configurar tu canal de red WiFi en modo Automático para que tu router seleccione automáticamente el mejor canal posible.

3.3. Utiliza la banda de 5 GHz

Los canales mencionados anteriormente corresponden a la banda de 2,4 GHz. Otro modo de mejorar la señal WiFi podría ser cambiar el router a la banda de 5 GHz. Sin embargo, en países como el Reino Unido existen ciertos límites legales a la hora de utilizar esta banda, regulada por la Ofcom. Esto significa que en el Reino Unido, la WiFi de 5GHz está más restringida que en otros países como los EE.UU. Por esta razón el cambio a los 5 GHz en el Reino Unido no necesariamente resolverá tu problema del mismo modo en que se podría solventar en los Estados Unidos. En España también existe un gran abuso en cuanto al uso de esta banda.

Las bandas de 5 GHz libres para comunicaciones inalámbricas son la de 5150-5350 MHz, utilizada para comunicaciones en interiores y las bandas de 5725-5875 MHz y 5470-5725 MHz para comunicaciones exteriores. La banda que nos interesa es la de uso en interiores y es de uso libre desde hace unos años, siendo regulada por la norma UN-143. Sin embargo, a la hora de configurar el router puede que necesites seleccionar otro país que no sea España.

La banda de 5 GHz ofrece más ancho de banda que la banda de 2,4 GHz y es menos susceptible a las interferencia debido al menor número de aparatos que utilizan esta frecuencia.

Para utilizar la banda de 5 GHz en tu router de banda dual, tendrás que separar las redes de 2,4 GHz y las de 5 GHz de tu router y darles nombres diferentes. Tendrás que consultar el manual de tu router para averiguar cómo hacer ésto. Si tienes una AirPort Extreme o Time Capsule, la opción estará en la pestaña Wireless de la utilidad AirPort.

Haz clic en el botón de Opciones Wireless en la parte inferior de la y haz clic en la casilla que verás junto a “Nombre de la red de 5GHz (5GHz network name)”. Ahora debes introducir un nombre diferente.

Una vez hayas separado las redes de 2,4 GHz y 5 GHz, deberás indicar a tus dispositivos Mac e iOS que se unan a la red de 5 GHz en lugar de hacerlo a la de 2,4 GHz. En macOS, vate al panel opciones de red, en Preferencias del sistema, y haz clic en WiFi. Luego haz clic en el botón Avanzado y arrastra la red de 5GHz a la parte superior de la lista. En dispositivos iOS, haz clic en Configuración y luego en WiFi. Luego pulsa en la “i” junto a la red de 2,4 GHz y desactiva la opción para unirse automáticamente (Auto-Join).

4. Soluciones a otros problemas adicionales

Vamos a ver otros consejos y soluciones a problemas que se suelen aplicar con menor frecuencia, pero que no debes descartar.

4.1. Comprueba tu configuración de seguridad

Un consejo importante es que no debes ocultar tu red, ya que, aunque aparentemente pueda parecer más seguro mantenerla oculta, en realidad no te protege en absoluto y puede causar ciertos problemas de confianza.

En lugar de ello, si lo que quieres es que tu red sea más segura, utiliza el protocolo de seguridad personal WPA2.

4.2. Ejecuta la utilidad Apple Diagnostics

Si aún no has resuelto tus problemas con la red WiFi, podrías probar a utilizar Apple Diagnostics para comprobar si hay problemas WiFi o de red.

Para ello, debes seguir estos pasos:

  • Desconecte todos los dispositivos externos a excepción del teclado y el monitor.
  • Apaga tu Mac, luego enciéndelo mientras mantienes presionada la tecla D.
  • Cuando veas una pantalla en la que se te pide que elijas tu idioma, hazlo, y luego observa cómo la barra de progreso indica que tu ordenador está siendo evaluado. Este proceso llevará unos minutos.
  • Si se detectan problemas, la utilidad Apple Diagnostics te sugerirá varias soluciones.

Sigamos con más soluciones en caso de que esto no te haya resuelto nada.

4.3. Restablece tu SMC, PRAM o NVRAM

Deberás reiniciar la PRAM de tu Mac y restablecer el controlador SMC (System Management Controller). Debido a su extensión, estamos redactando un artículo acerca de cómo lograr ésto que podrás consultar muy pronto. Por ahora, puedes consultar el proceso aquí.

4.4. Cambia la configuración DNS de tu red

También se recomienda cambiar la configuración de DNS, pero al igual que el proceso para reiniciar el controlador SMC y las memorias PRAM y NVRAM, no es algo sencillo.

Debes comenzar eliminando tus archivos de preferencias WiFi, pero te recomendamos que antes de anda hagas una copia de seguridad. Vamos allá con los pasos.

1. Busca las preferencias WiFi abriendo Finder y eligiendo Go => Go To Folder y escribiendo:

/Library/Preferences/SystemConfiguration/

2. En esta ventana, busca los siguientes archivos y arrástralos a una carpeta de respaldo o backup que puedes colocar en tu escritorio.

  • Com.apple.airport.preferences.plist
  • Com.apple.network.identification.plist
  • Com.apple.wifi.message-tracer.plist
  • NetworkInterfaces.plist
  • Preferences.plist

3. Reinicia tu Mac

4. Activa la conexión WiFi y comprueba si funciona.

5. Si la WiFi no funciona, necesitarás crear una nueva ubicación de red Wi-Fi añadiendo una MTU personalizada, así como los detalles DNS.

6. Antes de hacer esto, sal de cualquier aplicación que esté utilizando la conexión WiFi o la red

7. Vate a Preferencias del sistema => Red y elije WiFi. Haz clic en Avanzado y selecciona Editar ubicaciones, haga clic en la pestaña DNS y pulsa en el icono + para agregar una nueva dirección. Escribe un nombre fácil de recordar y haz clic en Aceptar.

8. Únete a la red WiFi, utilizando la contraseña habitual de tu router.

9. Haz clic en Avanzado y debajo de la pestaña TCP/IP selecciona la opción para renovar DHCP. Vate a la pestaña DNS y agrega 8.8.8.8 y 8.8.4.4 a la lista de servidores DNS. Esto servidores son los DNS de Google, que son las opciones más rápidas, aunque también puedes agregar otros o alguno más a mayores.

10. Vete a HardwareConfiguración Manual.

11. Cambiar el MTU a Personalizado y establécelo en 1453. Haz clic en Aceptar y luego en Aplicar.

Si tu problema está en el router y no puedes arreglarlo, quizás haya llegado el comento de comprar uno nuevo.

EduZRO

Ingeniero técnico en informática, actualmente trabajo como desarrollador web y programador de videojuegos.

No Comments

comment No comments yet

You can be first to leave a comment

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *