Hardware Periféricos

Diferencias entre el USB 3.2 VS USB 3.1

Durante las dos últimas décadas, la tecnología USB (siglas de USB o Universal Serial Bus / Bus Serie Universal), ha sido el estándar de la industria para conectar dispositivos electrónicos con periféricos. Actualmente, los puertos y conectores USB se encuentran prácticamente en todos los dispositivos electrónicos de cualquier tamaño y forma, habiendo logrado sustituir muchas interfaces diferentes con éxito, entre las que podemos mencionar los puertos serie y en paralelo, así como varios conectores de carga patentados para dispositivos móviles como tablets y teléfonos. Si bien el estándar existente. USB 3.1, es utilizado de manera casi universal por los fabricantes de equipos electrónicos a nivel mundial, un nuevo estándar, el USB 3.2, ha hecho su aparición.

1. ¿Qué es el USB 3.2?

A principios de la última semana de julio, el Grupo Promotor del USB 3.0 (USB 3.0 Promoters Group) anunció el borrador final de sus especificaciones USB 3.2. Dicho borrador promete duplicar la velocidad de transferencia de datos mediante cables reversibles de tipo C. De este modo, mientras que los cables existentes SuperSpeed USB 3.1 (generación 1) verán sus velocidades teóricas incrementarse de 5Gbps a 10Gbps, las velocidades de los cables SuperSpeed+ 10Gbps (generación 2) aumentarán de 10Gbps a 20Gbps, aunque en realidad, los cables solamente puedan soportar dichas velocidades si su longitud es menor a un metro.

Estas velocidades son los límites superiores teóricos del estándar USB 3.2, por lo que serán difíciles de igualar en la vida real. De todos modos, el anuncio de las nuevas especificaciones sigue siendo un paso importante hacia una mejora en la conectividad en un momento en que el Internet se está fusionando con la domótica y demás objetos cotidianos (Internet de las Cosas). A esto se le llame el “Internet de las cosas”, algo que cada vez tiene mayor aceptación entre los consumidores. De acuerdo con un comunicado de prensa emitido por el Grupo Promotor del USB 3.0, las especificaciones del USB 3.2 están ya en su fase final, que es la de revisión, dándose a conocer en un evento oficial de las tecnologías USB.

2. Cómo es posible duplicar la velocidad utilizando el mismo cable

Si quieres saber de qué forma estas nuevas especificaciones podrán duplicar las velocidades de tus actuales cables USB Tipo C, deberás comprender cómo están conectados estos cables. Debido a que la interfaz USB Tipo C también es utilizada por protocolos que no son estrictamente USB, tales como el DisplayPort o el Thunderbolt 3, los cables y puertos tienen cuatro pares de cables para poder soportar esta flexibilidad. Mientras que, por ejemplo, Thunderbolt 3 utiliza los cuatro pares al mismo tiempo, el estándar USB 3.1 solamente utiliza dos, dejando los otros dos pares inactivos. Aquí es en donde el nuevo estándar hace su aparición.

Aunque el USB 3.2 conservará las técnicas de codificación y la velocidad de datos de la capa física del estándar 3.1, utilizará, utilizará las cuatro líneas para la transmisión y recepción de datos, a diferencia de su predecesor. Esto es algo que las tecnologías de conectores propietarias de Intel y Apple ya utilizan. Es de esperar que, obviamente, el estándar USB 3.2 acelere las velocidades de transmisión, pero también habrá ciertos cambios memores en lo referente a las especificaciones del concentrador (hub), proporcionando a su vez una conectividad más rápida y transiciones suaves entre operaciones de uno y dos canales..

3. Cuándo llegará el USB 3.2

Todavía hay un gran obstáculo para la adopción del USB 3.2 aunque el anuncio oficial ya se haya realizado. Si bien el nuevo estándar será compatible con los de la generación anterior, se necesitará que tanto el host como el cliente sean compatibles de forma nativa con el estándar USB 3.2 para poder así transferir datos a velocidades de 2,5GB/s (20Gbps). De este modo, no esperes obtener velocidades el doble de rápidas con tu flamante cable USB de tipo C a corto plazo, puesto que podría pasar bastante tiempo antes de que este nuevo estándar comience a implementarse en dispositivos fabricados por OEMs a nivel global.

4. La revolución del USB 3.2… o no tanto

En teoría, el estándar USB 3.2 podría cambiar la forma en la que cargamos nuestros ordenadores portátiles, altavoces inalámbricos, consolas o smartphones, pero en base a nuestra propia experiencia con la interfaz USB de tipo C, te diremos que en realidad tampoco notarás tanta diferencia. El USB Tipo C fue, durante un tiempo, promocionado como la alternativa para todos nuestros problemas relacionados con la carga y transferencia de datos, pero en el mundo real la experiencia ha resultado completamente diferente. El mercado en sí del cable USB Tipo C ya es en sí bastante difuso si nos vamos al peor de los casos, puesto que ya hay varios productos que afirman que ofrecen velocidades más rápidas, aunque muy pocos de ellos se adhieren realmente a las especificaciones oficiales, por lo que en muchos casos no ofrecen compatibilidad universal. Debido a la naturaleza de la tecnología USB, este que debería ser uno de los primeros puntos a considerar.

El modo más fácil de identificar un cable auténtico USB de Tipo C que cumpla con las normas (como tendría que hacerlo todo consumidor o usuario informado), es buscar el logotipo oficial otorgado a un producto cuando ésta ha aprobado el proceso de pruebas USB-IF. Si bien es cierto que, en ocasiones, los productos certificados no siempre ofrecen las velocidades que prometen, al menos no te tendrás que preocupar por cuestiones de compatibilidad o por estropear periféricos debido a un cableado defectuoso o a un control de calidad deficiente durante el proceso de fabricación. Sin embargo, si puedes conseguir un cable auténtico de Tipo C  que soporte los estándares USB 3.1, no tendrás ningún problema ni ahora ni en el futuro.

 

No Comments

comment No comments yet

You can be first to leave a comment

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *