Aplicaciones Hardware Sistemas Windows

Cómo utilizar ThrottleStop para controlar el rendimiento de la CPU

Los ordenadores portátiles disponibles hoy en día pueden llegar a esconder un gran rendimiento bajo ese chasis aparentemente delicado; algunos de ellos incluso están a la par en rendimiento en comparación con algunos ordenadores de sobremesa de gama alta. Sin embargo, esta potencia tiene un coste: la temperatura.

Si tienes un ordenador portátil y lo utilizas para tareas muy intensivas como diseño 3D o videojuegos, seguro que ya habrás tenido que hacer frente a estos problemas de temperatura. La mayor parte de este calor viene de la CPU y eso, definitivamente, no es una buena señal, ya que el calor es sinónimo de reducción de tiempo de vida de tu procesador. No solo estarás reduciendo la longevidad del procesador, sino que a su vez también reduces el tiempo de vida de los otros componentes y de tu ordenador portátil en general. Aparte de esto, a altas temperaturas, estos procesadores no funcionan a su máximo potencial debido a los límites térmico que algunos fabricantes como Intel ponen, reduciéndose la frecuencia del procesador automáticamente para que no se superen. Vamos a ver cómo resolver estos problemas utilizando una aplicación llamada ThrottleStop. Sin más preámbulos, vamos con una pequeña guía acerca de cómo utilizar ThrottleStop para controlar el rendimiento de la CPU.

Descargar ThrottleStop

ThrottleStop es un software desarrollado por Unclewebb y que es ampliamente utilizado por los usuarios para supervisar y resolver los problemas con los cuellos de botella térmicos de los procesadores. El programa fue originalmente lanzado en el 2010, pero la aplicación ha ido mejorado mucho en los últimos 7 años. La última versión de ThrottleStop es la 8.40, o al menos, lo era a la hora de redactar esta guía. De todos modos, esta guía debería servir para versiones superiores de la misma, a no ser que los desarrolladores realicen un cambio extremo en la interfaz.

Te puedes descargar Descargar ThrottleStop desde aquí. Extrae el contenido del archivo .zip descargado y haz clic en la aplicación ThrottleStop para iniciarla.

Controlar la temperatura de la CPU con ThrottleStop

El motivo principal por la que alguien instalaría ThrottleStop sería por mantener las temperaturas de su CPU bajo control, porque eso es exactamente lo que esta aplicación puede hacer. Casi todos los procesadores Intel disponibles hoy en día soportan la tecnología Turbo Boost. Con la ayuda de Turbo Boost, la CPU aumenta la velocidad de reloj desde su frecuencia de funcionamiento base cuando el sistema operativo lo solicita, para así obtener un mayor rendimiento. Esto no es necesariamente algo bueno, porque cuanto mayor sea la velocidad del reloj, más altas serán las temperaturas alcanzadas. Si lo que quieres es mantener una temperatura moderada, la tecnología Turbo Boost es definitivamente un problema.

Con ThrottleStop puedes desactivar completamente la tecnología Turbo Boost de Intel marcando la opción para desactivar el turbo (Disable Turbo). Una vez hecho esto, tu CPU permanecerá en su frecuencia de fábrica y nunca aumentará su frecuencia de reloj a no ser que vuelvas habilitar el turbo. Si deseas confirmar esto, basta con que compruebes la columna de con la cabecera FID que hay en el lado derecho de la ventana de la aplicación.

Puedes echar un ojo a la CPU de la imagen. Tiene un procesador Intel Core i7-7700HQ con una frecuencia de base de 2,8 GHz y es capaz de llegar hasta los 3,8 GHz con la tecnología Turbo Boost. Como se puede ver en la captura de pantalla anterior, una vez que se seleccionas la opción para desactivar el turbo (Disable Turbo), la frecuencia de la CPU se mantiene en más o menos a 2,8 GHz. Al desactivar Turbo Boost, la temperatura máxima de tu procesador se reducirá entre 5 y 10 grados.

Controlar el rendimiento de la CPU con ThrottleStop

No todo el mundo podría estar interesado en mantener baja la temperaturas de la CPU como una prioridad. Es posible que algunas personas no quieran que el rendimiento de la CPU se vea afectado debido a estas altas temperaturas. Si eres una de estas personas, debes desactivar la opción BD PROCHOT desmarcando la casilla correspondiente. Básicamente estas siglas significan “bi-directional processor hot”. Puede sonar complicado, pero te explicaremos lo que significa.

La CPU no es el único componente de tu portátil o de tu ordenador de sobremesa que genera calor. Hablaremos de portátiles, porque es en donde se producen los casos más extremos. Sigamos; el chip gráfico que hay dentro de tu portátil genera también una gran cantidad de calor, especialmente durante largas sesiones de juego. Esto también aumenta la temperatura general del ordenador. Como resultado de esto, la temperatura de la CPU también sube.

Intel introdujo la funcionalidad BD PROCHOT debido a que, si otro componente como tu chip gráfico se calienta, debería ser capaz de enviar una señal PROCHOT directamente a la CPU para así obligarla a que se enfríe reduciendo la frecuencia, creando así un cuello de botella para la gráfica. Como resultado, todo el equipo se enfriará. Al inhabilitar la funcionalidad BD PROCHOT, el procesador continuará funcionando a toda velocidad, incluso si las temperaturas de otros componentes de tu sistema son excesivamente altas.

Cómo hacer overclocking a la CPU utilizando ThrottleStop

Antes de proceder a ello, es importante que tengas en cuenta que el overclocking de la CPU sólo funcionará en los procesadores desbloqueados de la serie K, como el Intel 7820HK, el 6820HK y así sucesivamente. Si tienes otro procesador, esta sección no es para ti, por lo que puedes omitirla.

Si crees que tienes un margen de temperatura suficiente y tienes un procesador desbloqueado para overclocking, puedes intentar overclockear tu procesador para llevarlo más allá de sus límites. Sin embargo, si la temperatura de tu CPU ya es alta de por sí a frecuencias de fábrica, te recomendamos que no intentes hacerle overclocking.

ThrottleStop te permite overclockear tu procesador con facilidad en cuestión de unos pocos segundos. Para ello, sencillamente debes aumentar el control “Set Multiplier” poco a poco mediante las flechas, según tus preferencias. De este modo aumentarás poco a poco la frecuencia base de la CPU.

El tema de configurar el multiplicador puede parecer complicado al principio, pero es bastante fácil de entender. Todas las CPUs de Intel disponibles actualmente tienen una frecuencia de reloj base de 100 MHz, independientemente del multiplicador.

Supongamos que tienes un procesador Intel i7 7820HK con una frecuencia base de 2,9 GHz y una frecuencia máxima con Turbo Boost de 3,9 GHz. Puedes intentar hacerle overclocking a 4 GHz estableciendo el multiplicador en 40, lo que significa que:

40 x 100 MHz = 4 GHz

Como ves, la frecuencia final no es otra cosa que un múltiplo de 100. Una vez hecho esto, la columna FID del lado derecho de la ventana de la aplicación mostrará 40.xx si la configuración ha funcionado.

Cómo hacer underclocking a la CPU utilizando ThrottleStop

A diferencia del procedimiento de overclocking, que está restringido a los procesadores desbloqueados de la serie K, cualquier procesador de Intel puede ser underclockeado. A este proceso también se le suele llamar downclock. También puedes llevarlo a cabo con ThrottleStop. Las personas que quieren hacer esto, por lo general, tienen un procesador que se calienta demasiado y quieren reducir su temperatura para aumentar su longevidad. El procedimiento para hacer esto es prácticamente lo mismo que para el overclocking, a excepción de que, lo que harás, será reducirá el multiplicador de la opción “Set Multiplier”.

Asegúrate de activar la opción “SpeedStep” marcando la casilla correspondiente. Si SpeedStep está deshabilitado, no podrás bajar la frecuencia de la CPU. Con un i7-7700HQ, por ejemplo, la frecuencia base es de 2,8 GHz. Por lo tanto, si quieres reducir la velocidad a 2,1 GHz, tendrás que reducir el multiplicador a 21. Una vez hecho esto, podrás ver una velocidad de reloj más reducida en la columna FID de la aplicación, tal como se muestra en la imagen de superior. A pesar de que el downclocking de la CPU mejorará la temperatura por un gran margen, el rendimiento general de tu ordenador también se verá afectado, ya que la CPU no está funcionando a su máxima capacidad.

También te puede interesar: Cómo hacer overclocking a tu procesador con Afterburner

Evita los problemas relacionados con los límites térmicos con ThrottleStop

Dependiendo de los problemas a los que te enfrentes, puedes controlar completamente el rendimiento del procesador y mantener las temperaturas controladas con ThrottleStop. El proceso es bastante simple y si sabes lo que estás haciendo, ThrottleStop es una aplicación que utilizarás por mucho tiempo.

EduZRO

Ingeniero técnico en informática, actualmente trabajo como desarrollador web y programador de videojuegos.

No Comments

comment No comments yet

You can be first to leave a comment

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *